Mario San Miguel: Tenemos que ganar el amor

Mario San Miguel: Tenemos que ganar el amor
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo: , ,
Redactor:

Ofrece un mensaje positivo y proclama la importancia del amor y de buscar la felicidad, eso sí… sin caer en lo ñoño ni sensiblero. Ahora tiene muy reciente su segundo álbum, un puñado de canciones optimistas, rockeras y con letras nada superficiales.

protagonistasHoy es jueves día 18 de marzo. Hace exactamente una semana, el día 11, hice algo que para mí es excepcional: participar en un espectáculo musical.

Mi faceta pública conocida es la de periodista musical en diversos medios. Además me apasiona la producción musical y durante una buena temporada formé parte del grupo de música Hip Hop Soul Dealers, encargándome fundamentalmente de construir los beats. Se trata de una labor de “laboratorio”, alejada de los escenarios, y que me tomo como una mera diversión.

Puntualmente he colaborado con otros artistas y una de esas pocas excepciones fue mi participación en el segundo álbum de Mario San Miguel.

Mario y yo vivimos en Santander. Él es conocido por mucha gente de Cantabria, porque lleva muchos años haciendo arte… poesía, música, cuentos… pero sobre todo porque es un tío majo. Él lo llamaría ser sencillo. Lo es: accesible, simpático, natural, entrañable.

Su vida y la mía se fueron entrelazando poco a poco. Llegué a Santander hace más de 12 años. Recuerdo que él era camarero en un local al que ocasionalmente iba con mis amigos. También recuerdo que le preguntamos cual era aquel grupo que sonaba en los altavoces y que nos llamaba la atención, SOS nos dijo. Años después yo descubriría que él era su cantante.

Después vendrían encuentros ocasionales por amistades compartidas y un buen día encendí la televisión, navegué por los canales y en una cadena local me encontré a un tipo, era Mario, subido en un taburete, con una guitarra acústica y respondiendo a una entrevista. Luego cantó. Me quedé impactado… me pareció sensacional, “mágico”, con un gancho natural increíble.

Me enteré de una próxima actuación suya en una localidad cercana a Santander, en Camargo, en el Centro Cultural La Vidriera. Se lo propuse a mi novia, acudimos y lo pasamos en grande. Era igual que en la tele… espontáneo y se metía al público en el bolsillo al instante. Había poca gente, pero toda se fue con una sonrisa de oreja a oreja para casa. Y es que eso es lo que consigue Mario: hacer feliz a la gente.

A partir de ahí contactamos, comencé a escribir sobre él en La Factoría del Ritmo, le entrevisté con ocasión de su primer álbum, “Bajando hacia arriba”, y se fue forjando nuestra amistad.

Pasó el tiempo y un buen día apareció en mi casa con un CD con la maqueta de un tema nuevo que había compuesto. ¡Era un rap!. Y en él había una dedicatoria explícita a mí, mi pasión por el Hip Hop y la labor que desarrollo en La Factoría del Ritmo. Me propuso grabarla en condiciones, haciendo yo las programaciones del tema, con el objetivo de usar la canción en su próximo álbum.

A eso me puse poco después y tras avatares diversos para que aquel disco se publicara, más de un año después de la fecha prevista inicialmente, allí estaba aquella canción… compuesta por él, con mis programaciones y con algún pequeño arreglo musical adicional de mi cosecha. ¡Qué ilusión! El disco se llama “También… y no sólo”. Se lanzó en toda España a finales del pasado año y Mario está en plena campaña de difusión.

En Cantabria en estos años ha conseguido una gran popularidad, a sus conciertos acude un público muy abundante y entregado. Además ha actuado en otros muchos lugares de España y en Madrid lo hace de forma muy asidua, con conciertos fijos el primer jueves de cada mes en El Búho Real.

Mario me volvió a llamar hace unas cuatro semanas para proponerme participar en un espectáculo especial que estaba preparando para el Teatro de Caja Cantabria en Santander. En él, además de su banda habitual, contaría con amigos de lo más dispar para ofrecer algo que sorprendiera al público y fuera un contrapunto a la línea habitual de sus conciertos en los últimos tiempos.

Tras algunos ensayos allí estuve el día 11, formado parte de una espectáculo que duró casi tres horas, que entusiasmó a un público que llenó el teatro y que lo desbordó: todos los asientos ocupados, parte de los asistentes de pie y otra parte que ni tan si quiera pudo entrar.

Vivir aquello entre bambalinas fue una experiencia personalmente emocionante, pero me limitaré a repasar lo que se ofreció… una decoración marinera, una combinación de cuentos y canciones, en la parte musical participaron un clarinetista, un pianista (Pepe Santos), una cantante, dos MCs (Aldair Big Baby y Segas), un grupo de percusiones tribales y yo mismo, ejerciendo de DJ, pinchando y scratcheando en dos temas de rap y mientras tres personas recitaban poemas escritos por Mario; también tomaron parte un grupo de baile tribal y una quincena de niñas haciendo baile clásico y una coreografía. La parte final del concierto, unos cinco temas, se interpretaron con la configuración habitual del cantante en directo y al final hubo una bonita sorpresa: la banda se quedó sola en el escenario rematando el concierto, se encendieron las luces, el público comenzó a salir y Mario estaba en el hall, cantado y dando gracias al público por su asistencia.

La gente se iba para casa con una sonrisa en la boca (igual que hacía años en aquel otro concierto minoritario), se les veía felices y se lo habían pasado en grande… tres horas de espectáculo y a nadie le parecía que hubiera sido largo. ¡Un triunfo!

Los artistas también estábamos felices… todos nos sentimos parte de aquello, conformado El Ejército del Amor, un término que usa Mario para referirse a todas las personas que de forma directa o indirecta ayudan a que sus creaciones salgan adelante. Teníamos claro que las ideas de Mario eran las protagonistas, pero sentíamos que era cosa de todos y sus creaciones ni tan siquiera monopolizaron la noche… por ejemplo, las instrumentales que yo pinché eran creaciones mías (además del tema del disco, que él compuso y yo programé y “arreglé” ligeramente).

Y bueno… ahora estoy escribiendo la entradilla de esta entrevista que le hice a finales de enero, antes de saber que participaría en ese evento, en una tarde de frío y lluvia, en la que charlamos relajada y extensamente en su casa, con calma y con la pasión compartida por la música. Antes de dar paso a las preguntas y respuestas, sólo puedo añadir que merece la pena escuchar las canciones de Mario San Miguel y que aún es más recomendable verle en directo… porque tiene algo “mágico” que le hace conseguir con facilidad el objetivo que debiera tener cualquier artista: hacer feliz a la gente. ¡Ahí es na´!

Han pasado unos cinco años entre el primer álbum y el segundo, parece mucho tiempo… ¿a qué se ha debido?

protagonistasLa verdad es que tengo muchas canciones y podría hacer cinco discos de un tirón. Lo que pasa es que estuve a punto de fichar con una multinacional y lo primero que hicieron fue verme en directo. Al final esa multinacional se echó para atrás, pero el dueño del bar, El Búho Real, se echó para adelante y dijo que quería hacer algo conmigo, tienen una pequeña editorial y trataron de venderlo de nuevo a varias compañías. En realidad, estos cinco años no son un parón artístico ni de ideas, sino que el sistema discográfico va a así y además yo dejo que las cosas vayan sucediendo y no pongo plazos ni nada… De hecho mi idea con el tercero es que sea una cosa rapidita.

El disco salió por fin en octubre o noviembre del año pasado…

Estaba experimentando a ver que es eso de la industria discográfica y claro, tiene otros ritmos, otros tiempos y en concreto a nosotros nos han mareado bastante porque han estado dos compañías a punto de fichar, pero final como las cosas están jorobadas pues no han fichado. A mi lo único que me da un poco de rabia es que te retardan, pero era consciente de que eso estaba pasando y quería asumir esa aventura. Así que bueno, no pasa nada.

Durante estos años me ido encontrando contigo y muchas veces me decías… voy a grabar… ¿eran maquetas, pruebas…?

Claro, hemos grabado de todo. El decir “vamos a grabar” es ir a grabar cosas para enseñar a las compañías, que luego a la vez te dicen… estas cuatro sí, estas dos no, porqué no repites éstas… A mi me gustaría dejar claro que es falso eso de que las compañías te manipulan. Te manipulan si tú quieres. Ahí estás tú para decir yo quiero jugar este juego o no.

Este segundo disco desde que lo grabamos hasta que salió ha pasado un año, lo hemos remezclado, remasterizado, quitado cosas… Y lo que en principio es una putada, luego es una maravilla, porque eso te permite tener una perspectiva. Lo único que hay que terminar publicándolo, como decía Borges… “usted maestro, ¿porqué publica sus cuentos?”… “para dejar de corregirlos”. El otro día hablando con un elemento muy interesante me dijo que el gran Paco de Lucía dice que el artista en un masoquista, porque nunca está contento con lo que hace, pero vuelve y repite, y vuelve a hacer un disco y otro, y nunca va a estar contento. Los Pereza tienen un disco que se titula “Aproximaciones” porque dicen que nunca una canción te quedará como tú habías imaginado

Me llama la atención el hecho de que en los créditos apenas venga información sobre donde se ha grabado o los técnicos que han intervenido…

Sabía que iba a tener problemas. Lo hice conscientemente. Si te fijas en ninguno de los agradecimientos, ni en la presentación, figuran nombres propios. Salvo en los músicos, porque ya me parecía exagerado. Pero por mí no habría puesto ni mi nombre… ¿por qué?… porque me parecía que es falso que nosotros hemos hecho el disco, parece que lo hemos hecho nosotros, pero si mi padre y mi madre no se hubieran conocido yo no hubiera hecho este disco… si mi profesor no me hubiera enseñado “no sé qué acorde” no hubiera hecho este disco, pero es que además si la hija del profesor no le quisiera como le quiere… y le hizo ir de tan buena onda aquel día a la academia y me dio esos acordes que permitió hacer esa canción… En realidad la vida es interdependencias, entonces citar a uno y no a otro es un poco injusto, porque sólo citas a la primera fila.

El chico del estudio, aprovecho para decirlo, es Oscar Arce, de SonOArc, en Cacicedo de Camargo. Pero yo tenía claro que no quería citar a personas concretas, porque este disco no lo he hecho yo, lo han hecho todas las personas que se han cruzado en vida y a la vez todas las que se han cruzado en la vida de todos los que se han cruzado en mi vida.

Aunque suene un poco rocambolesco y laberíntico… hasta que me pierdo… ¡que locura este rompecabezas!… ¿pero sí, o no?… es que sí y no… de ahí el título del disco… ¿este disco lo he hecho yo?… “También… y no sólo”.

Uno de esos días que me crucé contigo ibas a grabar con un músico de Los Enemigos…

protagonistasSí. De hecho Manolo Benítez no sólo grabó sino que supervisó la primera parte del disco, hizo un poquitín de postproducción… la verdad es que nos echó un cable muy importante… Trabajar con él te sirve para aprender muchas cosas. Es una maravilla y de hecho en la presentación del disco en Madrid tocó un tema con nosotros.

Luego yo hice por mi cuenta otra postproducción, y fue decir… ya tengo confianza para hacerlo yo… sé como quiero sonar y cómo se pide algo.

Aprovecho para revindicar que Manolo Benítez tiene un proyecto que se titula “Es muy bonito vivir esta vida pero piensa en los que vienen detrás”.

Se nota mucho, y con facilidad, la diferencia de tratamiento en la producción del primer álbum y de éste…

Total. Cuando saqué mi primer álbum me decían que era orgánico y me daba la risa, porque no había oído “orgánico” en mi vida. El primer álbum es muy intuitivo, visceral, esta hecho sin ninguna base previa… era llegar al estudio y decirles a mis amigos, la canción es ésta y a ver qué se os ocurre… Tiene esa frescura, esa inocencia, esa desfachatez incluso… a mi me daba casi vergüenza enseñarlo porque me parecía muy básico, simple… y resulta que cuando saqué el segundo a casi todo el mundo le gustaba más el primero, porque en su inocencia y desnudez está su belleza. Aunque luego poco a poco he ido descubriendo que las críticas han sido buenas.

El segundo es mucho más trabajado, más depurado, más mayor… Pero sí, es cierto que del primero al segundo hay una diferencia brutal.

Otra cosa que les diferencia es que el primero es más rumbero y el segundo más rockero…

Claro… porque en el primero yo no tenía una banda y en el segundo hay una banda, que viene del rock and roll y hace rock and roll… aunque yo le de mi toque rumbero, salsa, reggae, ellos tiran a la otra parte… ahí está también lo bonito.

Por eso en el tercero me pregunto de coger a músicos que no conozca de nada y quedar por la mañana con ellos… les enseño el tema y por la tarde grabamos… sería completamente otra cosa… Son posibilidades que tengo ahí y que desde luego no son posibilidades secretas.

El segundo es más roquero por la banda y de hecho llevamos una pila de conciertos y se nota, que tiene su impronta y base.

Con todos esos años que pasaron entre discos y disco… ¿las canciones de este disco son actuales o tienen sus añitos?

protagonistasCuando ha salido el disco la gente ya se sabe las canciones. Querían tenerlas grabadas pero las venían oyendo en directo desde hace tiempo. Me va a pasar con el tercero, que van a ser temas que ya está oyendo la gente en directo… que está muy bien porque no soy alguien megafamoso… si esto pegara un bombazo a nivel nacional la gente no sabe si son nuevas, llevan tres años o cinco. Lo sabe el que te viene siguiendo, pero normalmente es tan fiel que quiere la canción aunque ya se la sepa.

Es muy difícil que yo me guarde ases en la manga, pues en cuanto tengo una canción la enseño.

Un aspecto a destacar de este álbum es el bonito diseño de la carpeta y el libreto interior…

Sí, mi idea era que el disco fuera toda una obra de arte, sin que fuera pretencioso, que fue no solo lo que oye, sino también lo que se lee… por eso le he dado mucha importancia al libreto.

Los dibujos en sí son una preciosidad…

Encontramos un chico mejicano que es la bomba, buenísimo…

Le dimos muchas vueltas y llegamos a la conclusión de que era bonito mezclas ilustraciones con fotografías. Y sobre todo jugar con la parte del niño que llevamos dentro, que lo matamos de hambre pero sigue estando ahí. Nosotros somos positivos, somos alegres… tienen que ser colores vivos… somos soñadores… tiene que haber ilustraciones, delfines que vuelan por el aire… estamos hablando del amor, de la vida, la fantasía y la posibilidad de soñar… es un poco ensoñación a nivel gráfico, luego si lees los textos están cargados de prof
ndidad.

Con una sonrisa se pueden decir cosas serias… no se tiene porque estar triste para decir cosas serias. A veces se confunde la sensibilidad con la sensiblería o el amor con lo rosa… el amor es una cosa seria y el artista tiene una labor reivindicativa y terapéutica… de tratar de mover la conciencia del que le oye, le lee… porque en este caso este disco no sólo se oye, también se lee… que es muy importante.

En la foto final del libreto se echa en falta al teclista Chema Palazuelos…

Pasó tanto tiempo desde que empezamos a grabar el disco hasta que ha salido, que en el principio éramos cinco, pero en un momento dado Chema me comentó que quería dejar el proyecto y como somos superamigos me preguntó que qué me parecía… “pues que si quieres dejarlo y es lo que te sale, pues que hay que dejarlo”. Entonces él participó en la grabación pero cuando ya estaba hecho el disco no formaba parte del grupo.

Pero vamos… yo con la imagen hay veces que me planteo que no salgan imágenes e incluso, con el tiempo, que no salga Mario San Miguel, sino que sea sólo El Ejército del Amor. No sé que pasará.

¿Y qué nos puedes contar de los músicos de tu banda?

protagonistasSon músicos que llevan mucho tiempo tocando, llevan una trayectoria muy amplia… Y lo más importante respecto a la pregunta que me has hecho, es que para mi lo fundamental es el factor humano… tienes que querer a la gente con la tocas y ser feliz, sino no tiene sentido. La música es un arte y es algo muy auténtico. Es muy importante la parte espiritual de un grupo y somos amigos todos.

Yo buscaba personas que fueran buena gente y tuviéramos un punto de conexión espiritual más allá de lo musical y fue casi una selección natural… Nacho Miralles ya había tocado conmigo en SOS, colaboró en el primer disco metiendo batería y percusiones. Jon, Álvaro Manjón, el guitarrista… su grupo de toda la vida era El Club de las Moscas, que de hecho en el primer disco grabaron un tema conmigo… es una excelente persona, con un toque muy particular y muy talentoso. Miguel Ángel, el bajista, está conmigo de toda la vida, desde SOS… desde los 17 años tocamos juntos… y por supuesto en él el factor humano es fundamental, porque sino no llevaríamos tanto tiempo juntos.

En el álbum, al final, se incluyen dos canciones no anunciadas…

En la portada el disco es “También… y no sólo”, pero en el libreto el título tiene otro título, “El mundo es de los curiosos”. Entonces sólo los curiosos escucharán cosas que supuestamente no aparecen y por eso quería meter esos dos cortes que supuestamente no aparecen, que fueran como un premio para los que se quedan a ver los créditos finales de las películas… ¿a ver si me han dejado una sorpresa?… más que sorpresa hay un sorpresón, porque son dos temas que no tienen nada que ver con lo que has estado oyendo… un tema acústico con guitarra y voz y un Hip Hop.

Alguna vez he pensado que me gustaría hacer un disco sólo con guitarra y voz. Y también, pero menos, un disco como Bumbury o esa gente que coge canciones de otros, o del mismo autor, y las versionan, pero con géneros musicales… un tema heavy, un flamenco… con mucho respeto y amor… Lo que ibas a aprender. ¡Increíble!

Antes tenías dos formatos de directo, uno con banda y otro en solitario y acústico… ¿sigues combinando esa dos maneras de actuar?

Sí, exactamente igual. Lo que ahora, en la región, las cosas que hago tienen que ser muy concretas, en sitios muy determinados, con un aforo amplio, una repercusión mediática importante o un tema de compromiso. Cuando se va ampliando la gente que te conoce tienes que ir seleccionado un poco los sitios. Y tocamos con banda, como al principio, en sitios grandes, con buen equipo, buen aforo y buena producción.

Fuera toco en sitios pequeños sólo, por un tema de infraestructura: es mucho más fácil mover a una persona que a cuatro. Lo que sí tratamos es que lo que hagamos fuera con banda sea en sitios importantes… es decir, para tocar fuera con banda tienen que ser las mismas condiciones que aquí en Cantabria.

A parte de que hay gente que lo que quiere no es la banda, sino al personaje Mario San Miguel, que mezcla cuentos con poesía y música. Que la verdad es que lo mío es un poco neurótico, porque yo siempre que toco es San Miguel y El Ejército del Amor, toque sólo o con banda, toque sólo música y canciones o actué, toque, cuente baile o haga humor…

Llevas una buena temporada bajando con asiduidad a Madrid, para actuar y para más cosas…

protagonistasEn Madrid empecé tocando porque me quería ver en directo una compañía y con la tontería entré en uno de los dos sitios más importantes de cantautores de España, que son el Libertad 8, y el Búho Real. Con esa excusa me colaron un día, al dueño le gusté y me dijo… si quieres tocas aquí todos los meses… y llevo tocando tres años. Me viene muy bien, porque es una manera de moverte de Santander, de ese contacto inicial ha salido una relación laboral con el dueño de Búho Real que es también el dueño de Jinete Nocturno, la compañía con la que hemos grabado, y estando en Madrid poco a poco vas dejándote ver.

Por ejemplo, damos en primicia, este año estoy nominado en canción de autor a los premios Guille 2010, que son los premios que otorga La Noche en Vivo, una asociación de los locales nocturnos de Madrid. Para mi es muy bonito y especial, porque soy el único que está nominado que no vive en Madrid.

Me ha servido para tocar con Bebe, Burning o Javier Andreu de La Frontera, que yo de pequeño flipaba con él. Haber tocado en la sala Heineken delante de 1500 personas, en la Sala Tabu, en Reciclaje… Madrid es un escaparate. Apareces en revistas especializadas… y lentamente, gotita a gotita, la gente va sabiendo que Mario San Miguel existe… Eso es para mí Madrid, igual que también es carretera, ponerte en marcha, conocer a otros músicos… gracias a ir a Madrid conozco a Manolo Benítez de Los Enemigos, Arturo Soriano que es productor de Pata Negra, tío de Rosario y saxofonista de Los Ronaldos o Nacha Pop… Estar en Madrid hace que, sin querer casi, te termines rozando con otra gente…

Viajar habitualmente a Madrid también te ha dado la oportunidad de conocer la industria musical y el mundillo de los ARs y productores ejecutivos…

Habrá de todo y no quisiera generalizar, pero lo que he visto de ARs, productores ejecutivos… me parece increíble… que personas con tan poca sensibilidad estén decidiendo quien graba, quien no graba… seguro que hay de todo, pero he visto mucha incapacidad profesional… es un mundo con mucha banalidad, se está jugando con la ilusión de la gente, con el sueño de los artistas y la inversión de vida… porque uno invierte su vida en lo que hace… y ellos juegan con una ligereza y una falta de profundidad increíble… También hay que decir que veo complicado tener el dedo con el que señalas al que va a salir y al que no va a salir… a parte de que hay mucho dinero de por medio, siempre que hay dinero hay mucha corrupción… y bueno, es un mundo que está ahí y yo creo que uno no tiene que ir hacia ese mundo, en todo caso que ese mundo venga hacia uno. Creo que uno tiene que seguir su camino y si alguien quiere ir por ese camino perfecto, pero no uno salirse de su camino para ir al suyo, porque además el suyo es un camino bastante poco interesante.

Como resultado de los esfuerzos que han hecho en Cantabria con tus músicos y de moverte por Madrid finalmente el disco salió con un sello discográfico…

protagonistasLa historia es muy curiosa. Me quiere ver una multinacional, concierta una actuación en un lugar, están dando un año dando largas, al final no se lanza, el propio dueño del bar me comenta que tiene una editorial y que a él le gustaría hacerlo, tratan de buscar una compararía para sacarlo, al final no encuentran una compañía con garantías, entonces lo que hacen es subcontratar esa edición con una nueva compañía que ha salido y que su primer lanzamiento es el nuestro.

Es ejemplo de lo que es este mundo rocambolesco… a mi me ha venido bien, porque no he puesto un duro, y mal porque te retrasa mucho. Me ha venido bien porque gracias a los contactos que ellos tienen he podido ir a tocar a otros países y colarme en sitios donde no me hubiera colado de ninguna otra manera. Y me ha venido mal porque cuanta más gente se mete por medio más ralentiza.

Yo para sacar un disco no les necesitaba, lo había demostrado con el primero, les necesito que me muevan a sitios a los que yo no podría llegar y de momento es lo que están tratando de hacer… en un mundo difícil porque hay mucha gente que quiere tratar de llegar a esos mismos sitios.

Yo estoy agradecido, porque además es un honor que alguien invierta en ti. Y a la vez comprometido, porque quiero que recuperen lo que han invertido.

El álbum se está distribuyendo a escala nacional…

Sí, lo que pasa es que una cosa es que el disco esté en la distribuidora y otra que te lo pongan en la tienda. Incluso a veces aunque lo lleves físicamente a la tienda no lo ponen, porque es más fácil controlar la contabilidad de 40 discos, que lo hace un contable, que de 400, que lo hacen tres… entonces lo que hacen es que los discos que van del 40 al 400 no existen. La verdad es que no estoy muy contento con como funciona ese tema, pero por otra parte lo entiendo… es un negocio que trata de economizar al máximo.

En España creo que se hacen 5000 discos al año, una burrada, y es muy difícil que todos tengan un hueco. Y creo que esa es nuestra lucha fundamental… la parte más importante es la promoción, más que la distribución… Yo desde luego me gastaría pasta en promoción no en distribución.

En ese aspecto, la promoción… ¿es sello está haciendo un esfuerzo concreto y con un presupuesto específico?

Nuestro sello es casi familiar. Pero por supuesto que hay una partida de promoción, hay trabajando un departamento de promoción que es una subcontrata, hacen lo que pueden… hay muchos grupos, todos quieren lo mismo… es muy difícil.

¿Has notado que tienen acceso a más medios que se hagan eco de ti y del nuevo disco?

Incluso en eso hay problemas, porque los periodistas tienen muchos frentes que seguir, a veces se sienten maltratados porque cobran muy poco, entonces salvo que sean apasionados no ponen mucho interés en moverse a ver cosas nuevas, trabajan sobre cosas que ya están mascadas.

En el tema de promoción siempre es algo mejor que nada, pero realmente lo que hemos hecho hasta ahora no es de destacar… llegar a El Diario Montañés, Alerta o La Factoría del Ritmo soy capaz yo… les necesito para llegara a donde no llego y eso hemos hecho muy poco o nada… estamos a la espera de que salgan cosas a nivel nacional, por ejemplo giras por FNAC, entrevistas en Radio 3… He visto una hoja de seguimiento y la mayoría de periodistas no lo habían recibido o todavía no lo habían oído… pero también te pasan cosas bonitas, una radio de Zaragoza, RCL, nos hizo una cuña gratis porque les parecía que el disco merecía la pena u otro chico, de Paisajes Eléctricos… o una radio, Malibú-bum, que nos ha metido en un top-ten…

Digamos que esos contactos que yo tengo aquí ellos los tienen a nivel nacional y es lo que hay que explotar, sabiendo que hay otras 100 personas que tienen esos contactos, que les llaman todos los días y es muy difícil que te toque la china… pero bueno, yo sé que ellos hacen lo que pueden y de vez cuando estamos para recordarles… oye, a ver, si podemos sacar algo de esto…

Hace unas semanas actuaste en Madrid, compartiendo escenario con Los Ilegales, debió ser una experiencia singular…

Es un grupo mítico, además yo siempre había oído del mal talante de Jorge Ilegal… un tío violento, fascista, problemático… De hecho el día anterior me hicieron una entrevista en una radio asturiana, me despedí… bueno un beso… y me dijeron… mañana no se te ocurra darle un beso a Jorge porque te pare la cara… A mi me parece un tío entrañable, que hace muy bien su personaje, muy bien lo que hace… Para mi fue una experiencia difícil, porque actuábamos en la Sala Sol, un sitio mítico de Madrid, estaba lleno, el 80% de gente que iba a ver a Ilegales, su mensaje y el nuestro no es para nada el mismo, encima el tío había tenido mal rollo por la mañana y quería tocar el primero y estuvo todo el rato haciendo guiños al público… de que iba a tocar media hora, que el importante venía luego, que como lo hiciera mal le cortaba los huevos… Imagínate lo que es salir a tocar detrás de un grupo que su última canción es “Destruye, destruye…” y la primera nuestra “Podemos gana el amor”… Pero fue bonito, el tío muy majo, en la corta distancia me pareció entrañable y el público que se quedó con nosotros se lo pasaron de puta madre y la sala estaba medio llena. Hay cosas que hay que vivir… es un tío que lleva trece discos, le han dado ahora un disco de diamante… un respeto porque ese tío algo tendrá cuando lleva tanto tiempo ahí y muy bien…

Antes hablábamos del disco, de las partes que necesitan más atención y más curiosidad… de los temas ocultos… me ha llamado la atención la frase que hay justo en las parte central del CD, alrededor del agujero… ¿qué es?

Eres el único que se ha fijado de momento… “Gate gate paragate parasamgate bodhi svaha”, “más que ido, completamente ido, totalmente al margen, despierto”. O sea que más allá de esto que vemos hay algo que no vemos, que está ahí y es lo que nos mantiene… más allá de la circunstancia está la sustancia, más de lo que existe está lo que es y más allá de lo superficial está fundamental.

Creo que hemos perdido un poco la visión espiritual de que también somos… también y no sólo… espíritu… también y no sólo somos cuerpo.

Ese es un detalle muy pequeñito, que hay que mirar mucho para darse cuenta, pero ya sabes que hay una teoría que dice que si algo gira muy rápido de alguna manera se extiende a todo el mundo… yo lo que quería es extender eso… El artista es un reflejo de la persona, yo estoy en contacto con la conciencia y con el amor y lo que hago va de eso, todos mis textos tratan de ser positivos… en concreto ese mantra es el último verso del Sutra del Diamante que un mantra muy importante y poderoso.

Estoy seguro que el 80% de la gente no ha visto que ahí hay letra… es un premio para lo que buscan. Los que buscan… encuentran.

En ocasiones, cuando he quedado en llamarte por teléfono, me has dicho… “de tal hora a tal hora” no me llames que voy a estar meditando… es algo que siempre me ha llamado la atención…

Creo que las dos cosas más importantes que he hecho en mi vida ha sido aprender a tocar la guitarra y aprender a meditar. La meditación, que a
veces suena como algo mágico… tíos que levitan… no son más que una serie de técnicas que se inventaron para estar bien tú y hacer que estén bien los que están a tu alrededor. Hay muchos métodos, cada uno sigue uno, y requiere paciencia, perseverancia… el cien por cien de las cosas las hacemos con la mente y sin embargo no le dedicamos ningún tiempo. Es algo tan experimental, pragmático y empírico, que cuando lo practicas te siente tan bien y ves que en tu mundo te siguen pasando las mismas cosas, pero desde otro punto de vista… ves que tu mundo ha mejorado, te siente muchos más feliz y haces mucho más feliz a la gente que esta a tu alrededor.

Para mi es un goce y me gustaría estar ahí toda la vida… ojalá… haré todo lo posible.

Una pregunta que suelo hacer a los grupos y artistas es sobre sus expectativas y aspiraciones…

protagonistasMi expectativa es ser feliz y hacer felices a los demás. Seguir disfrutando con la música, seguir siendo la satisfacción y el honor de que alguien te escuche y vibre y sienta las cosas que tú has vivido. Esa es mi máxima aspiración… de ahí en adelante seguir tocando en sitios pequeños, crecer a sitios más grandes… me gustaría, pero ni me mato por ello ni dejo de intentarlo.

Lo que si creo que es fundamental… pues como una casa, los cimientos tienen que estar bien, tú tienes que estar feliz, equilibrado y armónico… a partir de ahí todo lo que vaya pasando se vivirá desde esa paz… entonces todo lo que llegue bienvenido sea… entonces, fundamentalmente trabajar en la persona, de la persona al personaje y desde el personaje a lo que hace, que es música. Estas son mis aspiraciones básicas y máximas.

¿Algo más que añadir?

Sí… un saludo a toda la gente que lee y hace La Factoría del Ritmo y que estoy absolutamente convencido que la promoción más importante de alguien es el boca a boca. Que sepan que existes, que luego te elijan o no, y si les has gustado que hablen de ti… ni campañas de marketing ni nada, el boca a boca es lo que termina triunfando.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.