Paolo LatrÓnica: Desde Uruguay Hasta España

Paolo LatrÓnica: Desde Uruguay Hasta España
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:

La Factoria Del Ritmo 14 - Paolo LatrÓnica   Paolo Latrónica es un cantautor nacido en Montevideo (Uruguay), pero que llevas varios años asentado en España.

   Paolo es de ese tipo de artistas que son apenas conocidos, pero que sin embargo tienen a sus espaldas multitud de proyectos y experiencias musicales… así, tras adquirir una formación artística formal en varias instituciones de su país, formó parte de la Coral del Liceo de Zorrilla (1990), formó parte del grupo Los Vergara (entre 1991 y 1992), impulsa el grupo revivalista Travel (1992) y crea el grupo de punk-rock La Granja Atómica (1993).

   A mediado de los 90 se traslada a España, se asienta en Cantabria, y retoma su carrera musical en el 96, promoviendo varios espectáculos como “El viejo sueño de volar”, “Un tanto dado vueltas” y una serie de conciertos homenaje a los Beatles.

   Además en el presente año ha publicado su primer disco en solitario, “Saber más de vos”, de la mano de Fak Records.

   Un disco con canciones de autor… unas propias, algunas versiones, que nos han parecido una excelente disculpa para entrevistar y dar a conocer la sensibilidad musical de este artista:

¿Quién es Paolo Latrónica?

   Paolo Latrónica es un músico y cantante uruguayo, que disfruta haciendo canciones y cantandolas a la gente.

Eres uruguayo, pero ahora vives en Cantabria. ¿Qué te llevó hasta el norte de España?

   Hace seis años que estoy aquí en Santander, aunque tuve temporadas de trabajo en Canarias, pero yendo al punto, mis padres fuero exiliados políticos durante la dictadura militar Uruguaya (1973-1985) y se vinieron como tantos otros exiliados, a España, tiempo durante el cual tuve la oportunidad de conocer, aunque con una mentalidad de preadolescente la realidad española de los 80, y estudiar y convivir con españoles de Alicante, Madrid, Valencia, Salamanca y Jaén. Esta variabilidad de lugares de residencia se debía al trabajo de mi padre, que era visitador médico. Ya con el regreso de la democracia, fuimos repatriados y viví la transición uruguaya, esta vez como un joven con inquietudes musicales tocando y cantando en varias bandas. Hacia 1994, me casé en Uruguay con Sandra, hija de santanderinos, de la cual estoy actualmente separado, pero en aquel momento, viendo que la realidad se nos hacía más y más dura decidimos venir a España, esta vez el exilio fue económico. Santander fue la posibilidad más cercana… y hasta hoy.

¿Desde cuándo estás inmerso en el mundo de la música?

   Desde muy niño quedé absorbido por la magia de la música. Recuerdo que a los 5 años, mi madre me regaló un disco de Maria Elena Walsh que me dejó cautivado, luego ya con el tiempo conocí a los Beatles y todo cambió. Pero en el terreno profesional, por decirlo de alguna manera, empecé a los 11 años cantando en la Escolanía Mater Amabilis de Madrid. Recuerdo que el director, el padre Oliver, nos esperaba a la salida e íbamos pasando en fila con la mano extendida prestos a recibir lo que nos correspondía. Era realmente muy poco, pero para nosotros era una fortuna. Fue a los 16 cuando empecé atrabajar de verdad haciendo versiones Revival de los años 60-70.

¿Has grabado antes más discos?

   No. “Saber más de vos” es la primer producción discográfica que he realizado. Por lo menos como tal, pues aunque sí he grabado varias maquetas, eran trabajos que no tenían ni la madurez ni, probablemente, la calidad para editarse.

Eres un cantautor… por lo tanto compones y cantas tus canciones. Pero me ha sorprendido que cuatro de las 10 canciones estén compuestas o sean versiones de otros autores… Fito Paez, Charly García, León Gieco y Julio Hernández. ¿Qué nos puedes contar de estas canciones? ¿Por qué las elegiste?

   Probablemente, una de las razones fue la idea de que el disco, además de ser un trabajo muy personal, debía ser una muestra de las posibilidades de Paolo Latrónica como intérprete. Creo que no me equivoqué, aunque sí, me dieron ganas, después de ver el resultado de mis canciones, de haber incluido más temas míos.

A la hora de componer tus propias canciones… ¿tienes algún artista o grupo por el que tengas especial interés y que haya influido en tu música?

   Bueno, creo que siempre existen maestros, ejemplos, y demás guías en el camino que deben servir para avanzar, pero jamás para estancarse. Evidentemente, le debo mucho a los Beatles, y, es evidente que Fito Páez, Daniel Viglietti, Jaime Roos, o Jorge Drexler, por hablar de artistas con una proyección formidable, han calado en mi trabajo, pero soy de los que piensan que se deben trascender las influencias como objetivo fundamental. Hay que ejercitarse en ser uno mismo, y en el terreno de la creación esto me parece casi inevitable. La música es infinita, es más fácil y más divertido buscar cosas nuevas. Últimamente me estoy interesando por el jazz y la música popular de mi tierra siendo ambos caminos campo inagotable de aprendizaje e inspiración y con ello me estoy divirtiendo bastante.

En este disco has contado con la colaboración de varios músicos… ¿qué nos puedes decir de ellos?

   He tenido la suerte de contar con gente a la que admiro tanto en el terreno musical como en el personal, la mayoría de ellos amigos. Ninguno más que otro y todos por igual, fueron llamados para participar en el proyecto por su talento musical, del cual hacen gala, muchos de ellos participando en los arreglos de sus propios instrumentos o voces. Fue un derroche de capacidad de músicos verdaderamente buenos que tenemos en Cantabria y a los cuales yo admiro mucho.

Además contaste con Juanjo Respuela en los controles de la mesa de mezclas. Juanjo fue miembro del legendario grupo Bloque y ha trabajado como técnico con mucha gente… ¿qué tal fue trabajar con él?

   La experiencia de Juanjo como técnico es importante.

Uno de los músicos que han participado en el disco es Phil Grijuela, con quien has realizado varios conciertos homenaje a los Beatles. Me gustaría
que nos contaras algo sobre esos conciertos…

   Con Phil Grijuela, además de unirnos una buena amistad, hemos descubierto que como dúo vocal y guitarrístico funcionamos muy bien. El resultado de los primeros conciertos de homenaje a los Beatles fue sorprendente y la acogida de la gente calurosísima. Y es que por alguna razón les hace gracia vernos juntos. Además es que nos lo pasamos como dos enanos, y eso se transmite al público. Es impresionante la cantidad de gente que le gustan los Beatles, y en un espectro de edades amplísimo. Desde adolescentes hasta veteranos nos acompañaban noche tras noche.

   Ahora estamos preparando el espectáculo para llevarlo al Indian, con el apoyo de M80 radio y EL Diario Montañés para el viernes 11 de Octubre. Más repertorio, más rock and roll, más Beatles y alguna sorpresa también hay. Es un proyecto al que le tenemos mucho cariño.

Por lo que yo sé con el nuevo disco has actuado sobre todo en Santander… ¿has estado en más sitios? ¿en qué clase de locales sueles actuar?

   Estamos trabajando para llevar el espectáculo fuera, pero por ahora, pasito a pasito, además en Cantabria todavía hay mucha gente que no conoce el disco. Probablemente el próximo paso sea llevarlo a Bilbao. En cuanto a los locales en los que suelo actuar, pues, las salas de conciertos habituales de Santander.

Editar un disco debe ser una gran ilusión… ¿qué esperas de este disco?

   Probablemente lo que obtuve. Un buen trabajo de presentación, un proyecto que se autofinancie, y el corolario de una etapa de aprendizaje a partir de la cual se abren muchas otras puertas para seguir aprendiendo y evolucionando en la música.

La Factoria Del Ritmo 14 - Paolo LatrÓnica

Por cierto… ¿cómo es la escena musical en tu país?

  Mi paisito, partiendo de la base de que es un mercado reducidísimo (3 millones de habitantes), es un hervidero de propuestas de la más variada índole. Parece ser una especie de constante que los países que están más acuciados por realidades económicas adversas tengan por contrapartida una pujanza de propuestas artísticas increiblemente creativas. Por el contrario, en los países desarrollados, existe lo que se dice una parálisis del movimiento artístico, hay dinero, sí, pero la mayoría de las propuestas que salen a flote son muy comerciales y carentes de creatividad. Pero bueno, te cuento que hoy por hoy en Uruguay hay un redescubrimiento popular de la música típica como por ejemplo, el género de la murga, el tango o el candombe. Hoy por hoy en todos los barrios se juntan cuerdas de tamboriles a tocar. Eso hasta hace unos años era impensable. El genero de la cumbia está en buena racha también. Hay buenas bandas de rocanrol llevando con gran éxito su trabajo fuera. En fin, sólo falta que se componga la economía.

Entrevista: F-MHop.
(Fecha de la publicación: 31/10/2002)

 

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.