Peret: Que Levante el Dedo

Peret: Que Levante el Dedo
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor:

Pocos saben afrontar el paso de los años con la coherencia y el saber hacer de este rumbero catalán, que actualmente es equivalente a los viejos músicos de blues dentro de su género. Su nuevo disco no tiene desperdicio.

Tengo sobre mi mesa el último CD de SFDK y en mi reproductor sonando el nuevo de Peret. El de los rappers de Sevilla se llama "Veteranos", en referencia a que ya llevan 10 años en activo… esbozo una sonrisa y miro la foto de Peret en la portada: lleva 60 años en activo (su primera grabación es de 1947). Éste si que es un verdadero veterano.

Entre la segunda mitad de los año 60 y el año 1982 (en que se retira para dedicarse a la actividad pastoral dentro de la iglesia evangélica) logró un tremendo éxito a escala nacional e internacional, con temas que forman del parte subconsciente colectivo de varias generaciones. También es cierto que para muchos su música se asocia con lo "españolazo"… con las películas cutres de los 70, los chiringuitos y los tópicos del "acerbo español". El efecto "secundario" de esto es que muchos aficionados a la música, como es mi caso, con unos gustos iniciales cimentados en el rock y en la música negra, le hemos ignorado a él, y a otros muchos artistas similares, de forma total.

Pero esto tiene arreglo… Si te gusta el rock y la música negra es fácil llegar a Mano Negra (en mi caso a eso llegué con el "Putas Fever", en el 89) y de ahí es evidente llegar a los grupos fusión inspirados en la banda francesa que en los últimos años proliferan como setas en Barcelona. Y claro, ya en este punto uno escucha a Dusminguet o La Troba Kunfú… y rasca un poco y llega a Peret.

Adiós prejuicios, a descubrirle. Miras al pasado y ahora ves canciones simpáticas, llenas de frescura y con el mérito de haberse logrado hacer tremendamente famosas. Además uno descubre cosas increíbles… "Borriquito como tú" era una canción protesta, llena de mensaje y sin embargo todo el mundo se la tomó como una cosa graciosa y sin sentido. ¡Que cosas!. Por otra parte Peret ha declarado en repetidas ocasiones que en su estilo tuvo muchísima influencia el rock de los años 50 y 60. A esto hay que sumar que tiene un par de CDs de mitad de los 90 que no están nada mal, reconocidos por la crítica (bien considerados por ejemplo por Rock de Lux) y con chicha en las letras y las intenciones.

Con esto ya ésto ya te enfrentas a su nuevo trabajo… bueno, en realidad, el que te guste el flamenco y otras músicas también ayuda. El disco se llama "Que Levante el Dedo" y contiene diez canciones. De primeras el simple aspecto del disco, en formato digipack, ya es atractivo. Hay que felicitar a los diseñadores… en lugar de ocultar la vejez de Peret y plantarle como ese "alegre rumbero" que llenaba de ritmo y felicidad los corazones de nuestros padres, ponen una foto en primer plano, con todas sus arrugas y calvicie mostradas sin tapujos. Pero la mirada de Peret lo dice todo… experiencia, madurez, sinceridad… Las elegantes letras del título y el sutil motivo (prácticamente solo apreciable al girar la caja) añade el toque de información necesario sin distraer el elemento protagonista de esa portada: su mirada.

En la contraportada un sobrio fondo negro y una letras con la información de las canciones. Funcional y también elegante. Dentro un libreto grapado a la caja con las letras, de nuevo la foto de Peret (repetida de nuevo en la galleta) y una fotografía y un dibujo alusivo a las "mujeres de la vida" (principales protagonistas del tema "Que levante el dedo").

Pinchamos el disco… de la producción se ha encargado Xavi Pérez (productor de Antonio Orozco, Tzaboo y Jere, entre otros muchos) quien también se ha toca el bajo. Péret lo hacen con la guitarra, canta y ha compuesto casi todas las canciones. Junto a ellos un puñado de coristas (que hacen un trabajo fantástico) y puntuales participaciones de otros músicos en algunos temas.

La sensación general que uno se lleva desde el principio es que es un disco de madurez… no es un disco triste, en absoluto, el género de la rumba no lo permite apenas, pero no tiene una alegría desbocada y sin sentido… Algo en lo que ayudan mucho las letras, llenas de realismo y de descripciones que invitan a la reflexión. Peret se muestra como un perro viejo, pero que quiere provocar que la gente relativice la vida y la importancia de las cosas, no pretende dar lecciones a nadie. Además, junto al mensaje, está el sentido poético de muchas letras, que se ve potenciado por la forma de cantarlo… por ejemplo el estribillo de "Son Para ti" es una delicia (quizás el tema más calmado del disco, junto a "Para Poder Olvidarla", y compuesto íntegramente por Peret). Y en lo musical se pueden destacar muchas cosas… las frases de guitarra de Peret tienen punteos y frases complejas (¡¡su estilo va mucho más allá del ventilador a troche y moche!!), los estribillos son pegadizos, pero no pegajosos y babosos, y la producción es excelente… deja respirar a las canciones, prescinde de complejidades y los arreglos son escasísimos… a penas los coros. Un acierto.

El disco merece la pena escucharlo, y disfrutarlo, en todo su conjunto, pero mis canciones preferidas son… "Que Levante el Dedo" (un single evidente, pero de calidad), "La Fama no me Cambiará" (crítica a los artistas que pierden la cabeza con el éxito con unos coros que recuerda al "Viviendo el lado salvaje de la vida" de Albert Pla), "Jalamandrú" (otro single claro), "Son Para ti" (el corte más flamenco) y "Pícara María" (perfecta para bailar y en la línea de su estilo más clásico). También merece la pena destacar la curiosidad del corte final… "Xavi", en clave funk y que parece grabado a mitad de los 70 (un curioso experimento, con letra en catalán, que además también es composición íntegra de Peret).

En definitiva… un buen disco, equivalente dentro de la rumba catalana a lo que ofrecen los músicos cubanos cuando llegan a la madurez (e incluso no podíamos aventurar a señalar a algunos blues man). Y un último apunte… cuando uno escucha este disco sobre todo llega a una conclusión importante: Peret no vive musicalmente del pasado, lo hace de su presente. Y eso es mucho.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.