Violadores Del Verso: Vivir para contarlo

Violadores Del Verso: Vivir para contarlo
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor: Fotógrafo:

Sin inventar nada nuevo, pero haciéndolo con convicción. Así han logrado conectar con el público y aupar su nuevo disco hasta el número uno de las listas de ventas. Hip Hop sincero.

El nuevo disco de Violadores del Verso, "Vivir Para Contarlo", ha llegado a número uno de la lista de ventas en España. Un hito para el Hip Hop español, que hace pocos años se movía irremediablemente en el underground más extremo y que sin embargo ha logrado conectar con las generaciones más jóvenes y conseguir lo que durante bastante tiempo ansió y necesitó: una masa de oyentes y compradores que complementara a los entusiastas que lo mantuvieron vivo en los momentos más difíciles (MC, DJs, escritores, breakers, fanzineros, creadores de sellos, etc.).

Es toda una aventura tratar de identificar el secreto de Violadores del Verso para triunfar, pero desde La Factoría del Ritmo proponemos que la clave está en haber apuntado al mismo sitio donde hace años lo hicieron los grupos de rock urbano y heavy metal: hacia la gente joven, principalmente de barrio, con ganas de divertirse y también de protestar un poco ante lo que no les gusta. Además se trata de algo hecho de corazón y de forma espontánea, lo mismo que sucedió con aquellos grupos.

Desde luego se han ganado al mismo tipo de público, Kase O ha reconocido en algunas ocasiones su debilidad por Rosendo… y no se pueden pasar por alto las referencias a grupos punks (estilo prácticamente hermano del rock urbano) que se cuelan varias veces en las letras de éste su nuevo álbum.

El disco se grabó y mezcló durante el pasado verano, aunque el grupo reconoce que le ha dedicado entorno a un año de trabajo. La mayor parte está registrado en Rap Solo Estudios, el propio estudio del grupo, aunque uno de los cortes se grabó en Entalto en el 2004 ("Zombis") y otro se mezcló en + Graves ("Dale tiempo al rumor").

De casi todas las labores técnicas se ha encargado R de Rumba, aunque Jota Mayúscula participó en la mezcla de "Dale tiempo al rumor" y la masterización se hizo en Nueva York, en Masterdisk, por Tony Dawsey.

¡Ah! los scratches están firmados por Abmur Laineg, que nos es más que un alias de R de Rumba (leerlo al revés y veréis).

La puesta que han hecho Violadores para este disco es seguir en sus trece y en lugar de buscar vías modernas, o innovadoras (según se vea), de expresión, incidir en el hardcore e incluso aumentar la dureza respecto a su anterior álbum.

Las bases musicales están construidas entorno al esquema: ritmo duro y potente al que se suman sampleados. Rumba se ha mostrado orgulloso en este aspecto y ha destacado en entrevista el cuidado que ha puesto en que ese sencillo planteamiento funcionara mejor depurando las técnicas de ecualización y mezcla.

En cuanto a las letras y voces… Han prescindido de colaboraciones rimbombantes, las han reducido a su círculo cercano y en escaso número (Suizo, Rebel) y sostienen ellos mismos todo el trabajo con convicción, textos inmediatos al pie de la calle (hablando más de las preocupaciones de la gente joven de hoy que de temáticas de violencia o lucha social) y con unos rimados que parten de sus esquemas de siempre, pero profundizando en distintas posibilidades rítmicas en los fraseos.

Algunos de los temas que más han llamado la atención en nuestra redacción son "Filosofía y Letras" (tema introductoria planteando principios), "Información Planta Calle" (con una de las bases más coloridas), "A Las Cosas Por Su Nombre" (rollo funky con Hate en crudo), "Vivir para Contarlo" (el corte ya incluido en el maxi previo) y "Zombis" (con un ritmo ultra-hardcore).

En definitiva, una nueva entrega en la que apuestan por lo de siempre y con la que han logrado conectar con la gente.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.