Jose Antonio Ramos: Publica una antología

Jose Antonio Ramos: Publica una antología
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:
Observaciones: Fotos por cortesía de Fernando Bravo Marketing & Comunicación

Jose Antonio Ramos

Nos encontramos ante un músico canario que ha llevado el timple, un instrumento de cuerda propio de su tierra, a terrenos y géneros musicales muy distintos de la simple tradición, así su instrumento ha sonado junto a formaciones de jazz, flamenco, música celta o sinfónica, con solvencia y talento.

Jose Antonio Ramos nació en Las Palmas de Gran Canaria en el año 1969 y desde muy niño comenzó sus estudios de timple. En su temprana juventud sus estudios se extendieron a la guitarra clásica, el jazz y la improvisación.

Con veinte años recibe el Premio Nacional de Música Folk para Jóvenes Intérpretes y pronto se une a otros dos músicos para crear Trío Timple, formación con la que registra dos álbumnes (“Más que un sueño” y “Tanekra”) y que logró un notable éxito en Las Islas Canarias.

A mediados de los noventa el trío se disuelve y Jose Antonio Ramos comienza su carrera en solitario, que abarca no solo la faceta artística, sino también la docente, con la realización de seminarios, conferencias e incluso finalmente creando su propia academia.

Alternando la grabación de sus propios trabajos (“Los cuatro gigantes”, 1998; “Puntales”, 2000; “Jeito”, 2001; “Para timple y piano”, 2003), el músico colabora con gran multitud de artistas tanto en disco como en directo: The Chieftains, Bela Fleco, Jorge Pardo, Javier Krahe, Javier Rubial, Andreas Prittwiz, etc.

Precisamente Andreas Prittwiz ha tenido una significación muy especial en su carrera, pues realizo las labores de producción de sus primeros discos e incluso editaron un álbum a medias: “Y” (2004).

Ya hemos destacado que Jose Antonio Ramos ha demostrado que el timple es un instrumento que puede funcionar con toda naturalidad en otros ámbitos musicales distintos a la música tradicional canaria. En este ámbito también hay que señalar que junto a los luthieres Jesús Machín y Juan Molina ha desarrollado el primer timple electroacústico. Y que justamente en el presente año ha presentado en público el primer timple MIDI en dos formatos: nylon y metal.

Ahora acaba de publicar “15 años de timple”, una antología en formato doble CD que incluye una muestra muy representativa de todos sus trabajos discográficos, en solitario y junto al Trío Timple en el primer compacto, además de dedicar el segundo a sus numerosas colaboraciones y a incluir varias rarezas.

Jose Antonio Ramos es un músico virtuoso, que además de ser un brillante intérprete es compositor y que goza de una admirable apertura musical. Su música suena tan renovadora como los momentos más interesantes de Kepa Junkera o Carlos Nuñez.

Jose Antonio Ramos

La portada de tu nuevo disco, “15 años de Timple”, la encuentro llena de simbologías… El timple frente a un ordenador portátil, una copa de vino tinto que contrasta con la decoración moderna de la estancia… ¿Toda esta combinación de elementos es casual o se buscaba expresar un encuentro entre lo tradicional y lo moderno equivalente al de tu música?

Efectivamente pretendíamos expresar esa idea de que perfectamente se puede combinar tradición y modernidad. Los músicos que hemos nacido entre folclore y que además hemos respirado e indagado en otras músicas y en los medios que nos ofrece la tecnología, estamos continuamente de forma natural en esa tesitura.

Eres el autor de muchos los temas que interpretas y sabemos que te dedicas profesionalmente a la música desde 1990. Nos gustaría que nos hablaras de tu etapa de aprendizaje… de los estudios que cursaste y si estudiaste armonía y composición…

Comencé de niño estudiando timple con el que ha sido el pionero en haber elevado el timple a instrumento de concierto, el gran Totoyo Millares. Años más tarde cursé estudios de guitarra clásica en el Conservatorio de Música de Las Palmas y he estudiado por diversas fuentes guitarra y armonía modernas, pero siempre aplicando esos conocimientos al que siento como medio natural de expresión, el timple.

A finales de los años 90 se produjo un gran cambio dentro del folk gracias al éxito de Hevia, Kepa Junkera y Carlos Núñez. ¿Percibiste que gracias al éxito de esos artistas de repente músicos como tú lo teníais más fácil para llegar a un público que antes no se interesaba por vuestra música?

Seguramente haya influido en algo, pero tampoco demasiado, ya que el conocimiento del movimiento en torno al timple, fuera de Canarias, no ha llegado a producirse de forma tan espectacular, aunque creo que los pasos que se van dando son bastante firmes. También influye lo de estar en islas alejadas de Europa…

Desde mi punto de vista, el éxito de esos artistas ha tenido sombras y luces para ellos mismos… Comercialmente seguramente les va fenomenal, pero artísticamente me parece que han cedido demasiado a las pretensiones comerciales… El caso más evidente es el de Hevia. En tu caso veo que te estás acercando a cada vez más público y éxito y tal vez en algún momento, no dentro de mucho, te veas en una “encrucijada” similar a la de ellos… ¿Piensas que es difícil lograr un equilibrio y no traspasar ciertos límites? ¿Cuáles son esos límites para ti?

Realmente nunca me he movido por impulsos comerciales y tampoco en las compañías con las que he grabado se me ha dicho lo que tengo que hacer musicalmente… Ahora que tengo mi propio sello todavía con más razón haré lo que me pida mi propio sentimiento.

En cuanto a los límites yo creo que están precisamente en eso, en que alguien te imponga algo de lo que no estás convencido.

Has colaborado con infinidad de artistas y muestra de ello es el segundo CD de esta recopilación… ¿tus colaboraciones tienen la suerte de regirse siempre por criterios artísticos o, dado que eres un profesional de la música, en ocasiones te ves obligado a aceptar trabajos que no te aportan nada como músico?

Te diré que he grabado en más de cuarenta discos de otros artistas y siempre ha sido de manera desinteresada en lo económico, con lo cual el interés siempre ha sido el musical, la amistad, la conexión con otros músicos…

Una de tus aportaciones a la música es el desarrollo de un timple electroacústico, que fue construido por los luthiers Jesús Machín y Juan Molina. ¿Nos puede contar los detalles de ese instrumento? ¿Qué aportaba a las posibilidades del timple tradicional?

Fue en 1997 cuando presenté el primer timple electroacústico y efectivamente vino a solucionar muchos problemas que daba la amplificación de microfonía convencional a la hora de tocar en escenarios más grandes con formaciones que no eran las habituales de la música folclórica, es decir cuando empecé a tocar con bajo, batería, percusión… Realmente fue aplicar algo que ya funcionaba en otros instrumentos como la guitarra, el violín…

También comentarte que recientemente, en marzo de 2005, he presentado otra aplicación muy interesante, se trata del primer timple MIDI, tanto en su versión de cuerdas metálicas como de nylon.

Estas variantes creo que ofrecen multitud de posibilidades para experimentar con sonidos, procesos tecnológicos… que lejos de perjudicar al timple tradicional, como puedan pensar algunos, lo que hacen es reforzar todo el movimiento creativo en torno al instrumento.

Además de tu labor como músico, desarrollas una importante actividad docente… ¿Tu éxito está logrando que la gente joven se interese por el timple? ¿Utilizas un método docente similar al tradicional o lo combinas con un enfoque moderno?

Creo que en la última década ha habido un gran auge del interés de mucha gente en el aprendizaje del timple. Sin duda ha tenido que ver los trabajos realizados por una serie de timplistas entre los que claro que me incluyo.

Mi forma de enseñar timple es bastante amplia en cuanto a estilos: desde el timple tradicional de acompañamiento hasta el timple solista en los más variados géneros… y aprovechando métodos modernos de enseñanza, de hecho ? y esto es una primicia – estoy trabajando en la que será la primera escuela de timple on-line, www.escueladetimple.com, que será presentada a mediados de 2006.

Jose Antonio RamosTu anterior trabajo, “Y”, junto a Andreas Prittwitz, fue publicado por los sellos INDOmúsica y Soldomilare. Que en realidad son los sellos de cada uno de vosotros… Ahora la recopilación sale con Irina Records. Me gustaría que nos hablases de este sello…

Este doble recopilatorio tiene varios motivos de alegría: una por la propia publicación y todo el trabajo que encierra, y por otro lado que es el primer disco de mi propio sello discográfico, Irina Records, marca registrada de mi propia empresa, Soldomire S.L., que nace con la pretensión inicial de poder publicar mi propia música o la de otros músicos cercanos a mí.

En cuanto al nombre del sello lo tomo del de mi hija Irina, que es una pequeña joya de tres añitos.

Todos sabemos lo importante que es una buena distribución y promoción para el éxito de un disco… ¿Se distribuye el álbum en toda España? ¿En que está consistiendo la campaña de promoción?

En Canarias está distribuido por la empresa más fuerte que es Noda Records en los establecimientos convencionales. En lo que se refiere a fuera de las islas, en principio la venta va a ser a través de mi web, www.joseantonioramos.com aunque no descarto algún trato con distribuidoras nacionales o internacionales.

En cuanto a la promo mantengo la línea de trabajar sobre todo en los medios especializados de radio, prensa escrita e Internet. De la televisión mejor ni hablar…

Gracias al compacto de colaboraciones y rarezas, “15 años de Timple” es mucho más que una simple recopilación… Pero hablando del primer CD… ¿qué criterios seguiste a la hora de seleccionar los temas?

Fue una labor bastante difícil la de elegir/desechar tus propios temas… seguí un orden cronológico, desde 1990 hasta 2005, con criterios de “ritmo de disco” y de según qué músicos aparecieran en cada tema…

Y en cuanto al segundo CD… Con la barbaridad de colaboraciones que has realizado en tu carrera, supongo que te habrá resultado muy difícil elegir… ¿has logrado incluir todas las colaboraciones que tenían un significado especial para ti?

En el segundo disco seguí el criterio de valorar la importancia de las colaboraciones, tanto por el artista como por lo que yo aportaba en esa colaboración.

También decir que en este segundo CD hay una serie de temas inéditos hasta el momento, tanto de directo como de estudio, que vengo a denominar como “rarezas”… piezas para coleccionistas.

Ahora me gustaría hablar de tu labor como compositor… dada la variedad de tu música, supongo que estás incorporando ideas y fundamentales habituales en jazz o en otros estilos musicales… ¿es así? ¿Cuánto queda en tu música de la tradición de las canciones de siempre con timple?

Bueno, creo que en mi música, aunque sea por la presencia del timple siempre hay evocación de lo tradicional, aunque siempre he dicho que por encima de todo me siento músico y me dejo llevar por ese criterio sin pensar en si debe sonar o no a tradicional. Todo depende del proyecto en el que te metas, de hecho ahora estoy inmerso en uno de lo más tradicional.

Antes hemos hablado de tu labor como docente… ahora nos gustaría saber si hay una cantera de músicos de timple en tus islas que estén aportando, o vayan a aportar dentro de poco, nuevos puntos de vista…

El futuro del timple está asegurado ya que hay una serie de jóvenes timplistas que van a dar mucho que hablar con sus propuestas. Uno de ellos es Germán López, que fue alumno mío y con el que ya estoy preparando el que será su primer disco.

En cuanto al timple… ¿Quiénes los fabrican? ¿Es fácil adquirir timples de calidad en Canarias o hay que saber con qué luthiers se trabaja?

Hay que decir que los luthiers de han ido evolucionando a la par que los intérpretes y podemos encontrar grandes profesionales de la construcción de timples… pero efectivamente hay que asesorarse bien para que no nos vendan el típico timple “para turistas”… que lo hay, y mucho.

Jose Antonio RamosExiste un instrumento venezonalo que en apariencia es similar al timple… se llama cuatro y tiene cuatro cuerdas, pero un sonido y tamaño parecidos al timple… Dado que hace siglos hubo muchos canarios en Venezuela, te quería preguntar si hay alguna conexión entre esos instrumentos…

El timple está íntimamente relacionado con el cuatro, el charango de los países andinos, el cavaquinho portugués, el ukelele… y es que todos ellos, al parecer, proceden de los guitarrillos ibéricos, que a su vez derivan de la pequeña guitarra barroca europea…

Y ya para terminar, me gustaría que me hablaras de los próximos proyectos en los que te vas a involucrar…

Bueno, a lo largo de la entrevista ya he soltado alguno: la creación de www.escueladetimple.com; la grabación de un disco con el que fue mi maestro, Totoyo Millares; aparte de seguir con mis conciertos por muchos escenarios del mundo… con lo cual creo que estaré bastante ocupado en 2006.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.