Vanishing Point: Embrance The Silence

Vanishing Point: Embrance The Silence
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor: Fotógrafo:

Los amantes del metal melódico tienen aquí una buena pieza que ni mucho menos decepciona. Sólido, intenso, bien construido y con un áurea lo suficientemente maléfica.

Una ciudad oscura, evasiva y desnuda, abrazada por un ángel al que ni siquiera rozan los rayos de luz celestial que descienden del cielo. El tornado australiano nos ofrecen una nueva obra basada por completo en unos ritmos de lo más melódicos, entremezclados de vez en cuando con algún que otro arreglo más característico de estilos como el power. Un álbum cien por cien cañero, en el que únicamente la balada que posee, es la que nos da un momento de tregua ante tanto estallido de velocidad.

Desde el inicio con " Hollow" pasando por cortes como "Live 2 live" o " Embraced", se puede observar que este quinteto se ha decantado por una música que va directa al grano. Unos ritmos y unas melodías que atormentan tus oídos a base de rápidos riffs de guitarra y una batería que está siempre constante a lo largo de las composiciones. Vanishing Point es uno de esos grupos que transmite con su música buenas sensaciones, solvencia y una indudable capacidad real y potencial. Uno de esos con los que parece intuirse que paso a paso irán mejorando y puliendo su sonido hasta llegar a cimas verdaderamente importantes.

En general se tratan de canciones que no paran un segundo de intentar introducir en nuestro cuerpo las ganas de marcha, con cortes como por ejemplo: " Once a Believer" o "Somebody save me",con un alarde de potencia y sonoridad. Podríamos decir que Vanishing Point, con esta tercera entrega, ha conseguido forjarse y evolucionar de una forma muy rápida, llevando a cabo un estilo de música que gustará a numerosos fans de la banda, y con el que conseguirán captar nuevos seguidores. Siguen siendo únicos creando música con corazón y alma. Con un pensamiento positivo y progresivo, su inherente cualidad como grupo único prevalece sobre los demás aspectos del proceso creativo dando como resultado una experiencia sonora rica y cautivadora.

Los amantes del metal melódico tienen aquí una buena pieza que ni mucho menos decepciona. Sólido, intenso, bien construido y con un áurea lo suficientemente maléfica. Mantengo mi impresión de que Vanishing Point seguirán creciendo con pequeños y sólidos pasos y sus lanzamientos irán ganando en trascendencia y resonancia. El tiempo dirá hasta donde son capaces de llegar, de momento, su potencia queda reflejada en este nuevo álbum. Una obra fuerte y con gran pegada.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.